26/4/09

TRANSGÉNICOS Y SALUD

¿HAY O NO RIESGOS EN COMER ALIMENTOS MANIPULADOS GENÉTICAMENTE?

“Esta es una pregunta clave, puesto que el 70 por ciento de los productos agrícolas que se venden a lo largo y ancho de Estados Unidos ya están manipulados genéticamente. (...)

“Un importante estudio independiente con ratas, realizado por el doctor Arpud Pusztai en el famoso Instituto Rowett de Escocia, reveló efectos adversos muy graves de patatas manipuladas genéticamente. Antes de hacer este estudio el doctor Pusztai era defensor de estos alimentos, pero lo que descubrió horrorizó muchísimo al público británico, que leyó reportajes de primera página sobre el estudio durante 1998 y comienzos de 1999. “En este estudio, unas patatas manipuladas genéticamente envenenaron a ratas de laboratorio. Después de tres días de alimentarlas con ellas, se descubrió que las ratas tenían dañados órganos vitales y el sistema inmunitario, mientras que las ratas que comieron patatas normales continuaban sanas. La conclusión fue que algo, no identificado aún, de la operación genética convertía las patatas en un virulento veneno. La teoría de los científicos fue que probablemente el daño en los intestinos y revestimiento gástrico de las ratas fue consecuencia de una grave infección vírica causada por el producto químico estándar que se usa en la manipulación genética de todos los alimentos y cultivos.

“Uno habría creído que premiarían el revelador estudio del doctor Pusztai, pero en realidad ocurrió lo contrario. Su investigación ha quedado inconclusa hasta el día de hoy, porque en octubre de 1999 le retiraron la financiación, después de que su estudio se publicara en Lancet, una de las principales revistas médicas del mundo. Un artículo aparecido poco después en El Guardian, importante diario británico, daba a entender que la investigación de Pusztai representaba una amenaza para el poderoso sistema científico biotécnico.

“Desde entonces, muchos científicos de fama internacional han manifestado estar de parte del doctor Pusztai... El 17 de mayo de 1999, la British Medical Association (Colegio Médico), con 115.000 miembros, publicó un informe exigiendo que se detuviera la producción de alimentos manipulados genéticamente...

Ese mismo año, más adelante, como se documenta en el libro Genetically Engineered Foods, de Ronnie Cummins y Ben Lilliston, 231 científicos de 31 países publicaron una carta abierta a todos los gobiernos, exigiendo el cese de la manipulación genética. (...)

En mayo de 1999, en uno de los artículos más famosos sobre manipulación genética, publicado en Nature, científicos de la Universidad Cornell explicaron que cuando las mariposas monarcas se comieron unas hojas de asclepia (Asclepias Curassavica), su único alimento, en las que había caído polen de maíz transgénico, un 44 por ciento de ellas murieron, y las supervivientes experimentaron una pérdida de peso de un 60 por ciento... Otros estudios han revelado que también están muriendo insectos beneficiosos, como las mariquitas, y los pájaros que se alimentan de insectos. Además, los cultivos de plantas manipuladas genéticamente perjudican la fertilidad de la tierra, al matar los microorganismos”(1).

LAS MULTINACIONALES DE LOS TRANSGÉNICOS

“Hoy día cinco compañías multinacionales –las mayores agroquímicas del mundo- monopolizan el mercado mundial de semillas transgénicas. Son Syngenta, Bayer CropSciencie, Dupont, Dow Agrosciences y Monsanto. Esta última controla la mayor parte del mercado –en concreto el 90% de las semillas transgénicas sembradas en todo el mundo- y anualmente ingresa unos 1.900 millones de dólares por las semillas y unos 1.800 por la venta del herbicida Roundup. Un negocio multimillonario que alimentan presionando a los gobiernos de distintos países para que les concedan nuevas autorizaciones para cultivar y/o comercializar sus productos transgénicos”(2).

COLOMBIA : “EL ZORRO COMO GUARDIÁN DEL GALLINERO”

“En su reunión de marzo de 2002, el Consejo Técnico Nacional de Bioseguridad, CTN, colombiano aprobó la liberación comercial del algodón Bt transgénico de Monsanto. Pero hay que saber que antes, en esa misma reunión, primero se realizó un cambio de la junta directiva del CTN. Mediante un procedimiento inusual de ‘votación secreta’, y entre numerosas irregularidades, se eligió como vicepresidente ¡al representante de la transnacional Monsanto! e inmediatamente después el Consejo aprobó por unanimidad el algodón Bt. Así Colombia se constituye en el primer país en donde el órgano de control en materia de bioseguridad tiene como vicepresiente un representante de la empresa que más produce transgénicos en el mundo”(3).
__ ____
NOTAS

1. Extractos del libro La alimentación como medicina del dr. Dharma Sing Khalsa. Ediciones Urano, Barcelona, 2004, págs. 108 y 109; 2. http://www.dsalud.com/ , No.83, El 60% de los alimentos elaborados que consumimos ¡contienen transgénicos!; 3. Jorge Riechmann, Cultivos y alimentos transgénicos. Una guía crítica. Ediciones Pensamiento Crítico, Colombia, 2004, pág. 256.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada